Caro Quintero: Lanza DEA alerta para detenerlo.

MÉXICO, D.F.  La inminente liberación de Rafael Caro Quintero puso en alerta a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), cuyas autoridades lanzaron una alerta internacional para detener al célebre capo mexicano preso desde 1985 por el secuestro y homicidio del agente de ese organismo estadunidense, Enrique Camarena Salazar.

La justicia del vecino país busca precisamente a Caro Quintero para que responda por los asesinatos de Kiki Camarena y el piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, cometidos en febrero de 1985 en Guadalajara, Jalisco, aunque el cuerpo del primero fue abandonado en el rancho “El Mareño”, ubicado en el estado de Michoacán.

De acuerdo con una nota publicada en el diario Milenio en su edición de este jueves, la DEA sostiene que la organización criminal de Caro Quintero sigue operando en el país.

El 3 de junio de 2009 el juez cuarto de distrito en materia penal de Jalisco, Adalberto Maldonado Trenado, encontró responsables a Caro y a Ernesto Rafael Fonseca, Don Neto, líderes del entonces cártel de Jalisco, de la muerte de Camarena Salazar y del piloto aviador mexicano Alfredo Zavala Avelar, crimen perpetrado el 7 de febrero de 1985.

Tras 24 años de litigio, el juzgador dictó sentencia definitiva contra los legendarios narcotraficantes, a quienes también encontró responsables del asesinato de dos estadunidenses más y de tener secuestradas a 4 mil personas en sembradíos de droga en Chihuahua.

A Caro Quintero le correspondían 199 años de prisión y 150 a Don Neto, pero solo se les impuso 40 años a cada uno, ya que la legislación vigente en 1985 impedía sanciones mayores, según el artículo 25 del Código Penal Federal.

En tanto, la extradición a Estados Unidos se frustró, debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación solo avaló entregas temporales, pero no en casos en que los mexicanos fueran a enfrentar la pena de muerte (la legislación mexicana vela por el derecho a la vida).

Por esa razón no fueron entregados los estadunidenses, que iban a aplicarles la pena máxima.

En marzo del presente año Rafael Caro Quintero quiso adelantar su salida de la cárcel y para ello promovió un amparo directo.

Sin embargo, la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó la petición del tribunal colegiado que estudiaba atraer el amparo promovido por el ex líder del cártel de Jalisco.

Caro Quintero impugnó la sentencia de 40 años de prisión que se le impuso por el asesinato del agente de la DEA y otros delitos.

Con cuatro votos a favor y uno en contra, los ministros desecharon la petición presentada por la defensa del capo, quien alegó en el recurso que la Procuraduría General de la República cambió sus conclusiones acusatorias, ya que le tipificó delitos de un fuero distinto, además de que buscaba obtener beneficios del nuevo sistema de justicia adversarial, en el que prevalece el respeto a los derechos humanos.

El asunto fue presentado a la sala por el ministro José Ramón Cossío Díaz tras la petición que hizo el primer tribunal colegiado en materia penal del tercer circuito, que el 27 de abril de 2011 ratificó la sentencia dictada en 2009.

En 2009, Miguel Ángel Caro Quintero, hermano de Rafael, se declaró culpable de un cargo de chantaje en Colorado y otro por conspirar para distribuir marihuana en Arizona.

Este sujeto, de 49 años, dirigió al cártel de Sonora que, según autoridades estadunidenses, traficó con miles de toneladas de droga de México a Estados Unidos en la década de 1980.

Publicidad

Sin Comentarios.

Deje su Respuesta


− 5 = 2