Ricardo García: contralor duartista supo de desvíos pero intentó echar la bolita a otros


Por Max Morales Valades

Poder, Política y traición.

 Legisladores, Morena, PRI, Encuentro Social, Verde Ecologista Y nueva Alianza, del congreso veracruzano interpondrán denuncia ante la fiscalía especial que lleva las denuncias contra los ex servidores públicos incluyendo a Javier Duarte de Ochoa

 

Xalapa Veracruz.- Mexicoaldia.com.mx. En plena recta final del duartismo, el ex titular de la Contraloría General del Estado (CGE), Ricardo García Guzmán, intentó deslindarse de todas las irregularidades cometidas durante ese sexenio y comenzó a enviar oficios a funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) para que dieran fin a la licuadora, reintegraran recursos e intentaran solventar todas las irregularidades que él supo y toleró.

En agosto de 2016, tras la derrota del PRI en la elección a gobernador, García Guzmán decidió nuevamente cambiar de intereses políticos, alineándose con el entonces gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, y al mismo tiempo recibía oficios de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que le exigían aclarar presuntos desvíos cometidos en el año 2014.

La acción tomada por el entonces titular de la CGE fue deslindarse y enviar los oficios a funcionarios de la Sefiplan, y con ello ya no tomar ninguna acción de sancionar o determinar a los responsables de los desvíos de recursos.

Esto consta en los oficios que obran en poder de La Jornada Veracruz, mediante los cuales la ASF le advierte al contralor que no se han hecho las aclaraciones debidas a diversas irregularidades, que el propio Ricardo García Guzmán aseguró se habían solventado, cuando Javier Duarte aún era gobernador.

Incluso en sus últimas dos comparecencias ante el Congreso local, el ex contralor mintió al afirmar que todas las observaciones de la ASF y del Órgano de Fiscalización Superior habían sido solventadas y presumía la transparencia y honestidad en el manejo de los recursos públicos durante el duartismo.

Ahora como un aliado más del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, ha tratado de permanecer ajeno a la vida política, salvo cuando intentó ser candidato a presidente municipal de Pánuco por las siglas del PAN.

Los oficios

Tras concretarse el triunfo del PAN en la elección a gobernador en 2016, el ex contralor Ricardo García Guzmán comenzó a remitir oficios a prácticamente todas las dependencias estatales, en las que pedía solventar las irregularidades en el manejo de los recursos, particularmente a la Sefiplan.

De esta forma, el trabajo que tenía que realizar de vínculo entre las dependencias del gobierno de Veracruz y la Auditoría Superior de la Federación lo abandonó.

Conforme a los oficios enviados por funcionarios de la ASF le pedían al entonces contralor colaborar con base en sus atribuciones en solventar presuntos desvíos de recursos en el DIF Estatal, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y la Secretaría de Finanzas y Planeación.

La respuesta a esos oficios por parte de Ricardo García Guzmán fue la elaborar otros oficios a través de sus subalternos para que cada dependencia se hiciera cargo de ir a solventar las anomalías, que desde el principio, él debió evitar que sucedieran.

En este sentido, se remitieron oficios a la ex directora del DIF Estatal, Astrid Elías Mansur; al subsecretario de Egresos, Jorge Jaramillo Méndez y a otros ex funcionarios para que lograran poner al corriente lo que no se hizo durante todo el sexenio.

En la redacción de los oficios que enviaron subalternos de Ricardo García Guzmán, prácticamente les endilga la responsabilidad que él tenía para colaborar en la solventación, y con ello deslindarse de la obligación que por ley tenía de colaborar en la aclaración del uso de los recursos públicos.

 Yunes Linares Perdón y olvido

A pesar que durante la ceremonia de toma de protesta como gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares sentenció que no habría perdón ni olvido para quienes saquearon Veracruz. Desde entonces tanto él, sus colaboradores, los diputados del PAN y dicho partido no han hecho ninguna crítica al ex contralor duartista Ricardo García Guzmán, a quien incluso el propio Yunes Linares calificó como “tapadera” de Javier Duarte.

Al contrario, le abrieron las puertas para registrarlo como precandidato a presidente municipal por Pánuco, pero ante las críticas, decidieron darle la candidatura a su chofer. Además, los hijos del contralor, actualmente uno alcalde y el otro diputado local, abandonaron al PVEM y se han sumado a las filas de Acción Nacional.

Incluso, en el informe de la cuenta pública 2016, el Órgano de Fiscalización Superior documentó pagos irregulares por 8.5 millones de pesos hechos por el ex contralor Ricardo García Guzmán a dos despachos contables por servicios que nunca efectuaron.

Sin embargo, el Congreso local dominado por la mayoría panista, decidió dar como aclarado y solventado el asunto, y con ello evitar que tuviera que responder por los pagos irregulares a los despachos Grupo Auditor Santos SC y L&B Contadores y Abogados SC, para que hicieran una propuesta para solventar las observaciones hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a los últimos dos años del gobierno de Fidel Herrera (2009 y 2010), como a los primeros cuatro del duartismo, es decir del 2011 al 2014.

 

Previous COW HEAD: "LET'S GO FOR THE ENEMIES OF PEACE THERE WILL NOT BE TREGUA"
Next "Diputados Mexicanos": Aprueban será delito publicar una verdad si se considera que “desprestigia” a alguien

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *